Sobre el esmalte

En nuestro taller, trabajamos con el mejor y más puro esmalte disponible: el esmalte de joyería. Se elabora fundiendo dióxido de silicio y otras sustancias a temperaturas muy altas. Después de eso, la mezcla fundida se enfría rápidamente, lo que crea una materia sólida homogénea. Después de triturar la materia (y algunos otros procedimientos), se aplica sobre una superficie metálica y se cauteriza. Utilizamos un método de aplicación gradual de capas y cauterización cuidadosa a 800 ° C para que la superficie quede lo más lisa posible.

Gracias a este método, nuestro esmalte lucirá hermoso para siempre. Puede resistir el frío, el calor, la luz solar directa y el agua salina.

El trabajo delicado con esmalte es sin duda una de las formas más elevadas del arte de la joyería. A pesar de su complicado tratamiento, desde la adquisición hasta la pintura, elegimos el esmalte como material con el que trabajaremos. Por su dureza y brillo ha sido el privilegio de reyes y reinas durante 3.000 años. ¿Y para nosotros? El lienzo perfecto para la obra más fina.

Para nosotros, el esmalte de limoges pintado a mano es el corazón y el alma de nuestro trabajo, nuestro oficio perfectamente dominado. Nos permite mirar el mundo desde una perspectiva diferente. Es un lienzo vacío para que capturemos eventos históricos y personas, y sus historias.

Su solicitud

Su nombre, apellidos, empresa:*
Su correo electrónico:*
Su número de teléfono:*
Su solicitud:*
Código de verificación:* antispam
     Más información
Acuerdo

En Aljancic utilizamos cookies propias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.   Más información